Os dejamos aquí todos los materiales de la manifestación del próximo 10 de marzo, una manifestación para un 8M diferente.

Documento Nuestros 8M: 8Mentiras 8Motivos 8Medidas 8Maneras  https://www.womenworldplatform.com/files/20190302170955-version-formal-8m.pdf

Cartel: https://www.womenworldplatform.com/files/20190224201618-poster-a3.jpg

Listado de entidades adheridas: https://www.womenworldplatform.com/files/20190308080201-adhesiones-10m-alfabetico.pdf

Flyer: https://www.womenworldplatform.com/files/20190302180743-cartel-8m-229x305mm-cmyk-v2.jpg

Logo y Lemahttps://www.womenworldplatform.com/files/20190224224433-8m-y-lema.png

Video oficial del 10Mhttps://www.youtube.com/watch?v=T1cUAnMDU7o

Video https://www.youtube.com/watch?v=X7RHhhsp7q8

Video https://www.youtube.com/watch?v=_62UvFRlb4Q

#8M En Femenino y en Masculino También

Durante
los últimos años hemos padecido una apropiación indebida del concepto de mujer
y todo lo asociado con ella por parte de una corriente impulsada por lobbies
feministas radicales, algunos medios de comunicación y partidos políticos. Esta
nueva “cultura” se ha impuesto en el pensamiento social introduciéndose sin
límites y aplastando cualquier insumisión a los dogmas del feminismo y del género.

Los
nuevos postulados del feminismo responden a un modelo de mujer y sociedad que
solo algunos comparten pero que se está imponiendo en una batalla cultural donde
no existe otra alternativa. El enfrentamiento mujer contra varón es el
fundamento dialéctico para la supuesta promoción de la mujer.

Feminismo
y machismo son términos que hoy implican el desprecio al sexo contrario, la
lucha y la confrontación.

Y
en paralelo, se ha ido arrinconando hasta hacerla inexistente, una visión de la
mujer diferente pero complementaria al hombre, igual que él ante la ley pero
dotada de una naturaleza distinta y con necesidades también distintas.

Se
arrincona la maternidad. En el entorno laboral la mujer es discriminada por ser
madre, no se valora ese plus que la maternidad aporta al currículum, no se
apuesta por la verdadera conciliación y el mobbing
maternal es una realidad ignorada. Incluso se pretende que en el propio
hogar se anule el valor de la maternidad y la dedicación exclusiva a la
familia, y quienes han elegido esa opción son condenadas a la muerte social y
se han convertido en mujeres invisibles.

Es
necesario proponer a la sociedad un nuevo enfoque femenino alejado de
planteamientos ideológicos y que está llamado a afrontar la batalla cultural e
imponerse por su realismo, su capacidad de reconocer la verdad de la naturaleza
humana y dar respuestas prácticas a los verdaderos retos de las mujeres del
siglo XXI.

Por
ello, y como kilómetro cero de este camino a emprender, convocamos a esta manifestación
vinculada al 8 de marzo, pero con un espíritu, objetivos y puesta en escena muy
diferentes a los que han acompañado en los últimos años a las celebraciones del
“Día de la mujer”.

Estamos
poniendo las primeras piedras de un edificio y sabemos que su construcción
requerirá años de esfuerzo perseverante. Pero es importante dar este primer
paso, reclamar los primeros voluntarios para esta gran batalla que se juega no
sólo en las calles sino también en la mente de los ciudadanos, especialmente en
los jóvenes y en los niños.

UNA MANIFESTACIÓN En Femenino
y en Masculino También

 

Una manifestación: Salir a la calle a manifestar
una verdad políticamente incorrecta supone haber tomado una decisión de vencer
el miedo al pensamiento único y a las consecuencias que disentir pueda tener. Significa
valentía, virtud especialmente unida a la mujer que queremos proclamar.

En la Puerta del Sol por el significado que tiene el
kilómetro cero desde el que queremos llegar a todos los rincones de España y
del mundo. Sabemos que estamos haciendo historia y queremos que este evento
suponga un antes y un después en el desarrollo de la mujer.

El domingo 10 de marzo porque el domingo es un día
especialmente vinculado a la familia. Reivindica así el valor de tantas y
tantas mujeres que concilian como pueden y sufren a diario la frustración de no
poder llegar a todo. Y también el de las mujeres invisibles que han optado por
dedicarse completamente a su familia o que con la estructura del mercado
laboral, no tienen opciones para conciliar trabajo y familia. Manifestarse en
domingo significa que esta batalla por la mujer de hoy la dan no solo mujeres
sino también hombres, hijos, padres, familias, toda la sociedad.

Significa,
además, que esta lucha y nuestra movilización sale de nuestro tiempo libre, que
no está financiada por organismos oficiales, ni con fondos públicos ni
promovida por asociaciones subvencionadas.

Reivindicamos,
afirmamos y celebramos la feminidad, la maternidad, la complementariedad y la familia.

 

NUESTROS 8M: 8 Mentiras
+ 8 Motivos + 8 Medidas + 8 Maneras

 

8
Mentiras que denunciamos

 

1.    Es mentira que no exista
diferencia alguna entre los sexos más allá de las impuestas socialmente.

2.    Es mentira que no exista la
identidad femenina y que las mujeres desarrollan el mismo rol que los hombres.

3.    Es mentira que por el hecho de
haber sufrido discriminación a lo largo de la historia, las mujeres merezcan
hoy una discriminación positiva y sistema de cuotas que les de igualdad de
oportunidades.

4.    Es mentira que las mujeres sólo
pueden realizarse si trabajan fuera de casa.

5.    Es mentira que haya una discriminación laboral, la brecha salarial y la desigualdad en las
oportunidades fruto de una sociedad patriarcal y machista.

6.    Es mentira que las mujeres sean
siempre víctimas y los hombres violentos y maltratadores en potencia.

7.    Es mentira que las mujeres
deben poder alquilar su cuerpo para obtener un beneficio.

8.    Es mentira que la lucha por los
derechos de la mujer y la igualdad real necesite financiación estatal y
subvenciones para poder ser eficaz y acabar con las estructuras machistas.

 

8
Motivos que nos mueven
a actuar

1.    Porque la sociedad pierde la
mitad cuando no reconoce la enriquecedora complementariedad y reciprocidad
entre el hombre y la mujer. Los hombres son nuestros aliados y compañeros, los
que completan el círculo.

2.    Porque las mujeres queremos
ser, en todos los ámbitos, lo que somos: mujeres.

3.    Porque lo que necesitamos es
equidad y no privilegios.

4.    Porque la sociedad, la política
y el mundo laboral deben reconocer y valorar la dedicación a la familia y a las
personas dependientes.

5.    Porque la mujer está
discriminada en el mundo laboral por ser madre, no por ser mujer. Es necesario
hacer frente al mobbing maternal.

6.    Porque rechazamos todo tipo de
violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, ya sea contra mujeres,
niños, ancianos u hombres.

7.    Porque queremos que se respete
la dignidad de la mujer y de su cuerpo.

8.    Porque los presupuestos deben
ayudar a las mujeres en situación de especial vulnerabilidad (maltratadas,
embarazadas sin recursos, con dedicación a la familia, personas dependientes…)
y no a financiar chiringuitos ideológicos.

8
Medidas
que
exigimos

 

1.    Exigimos la eliminación de las
leyes ideológicas de género que no respeten ni reconozcan la identidad femenina
y la complementariedad de los sexos.

2.    Exigimos la eliminación de
cuotas y discriminación positiva.

3.    Exigimos flexibilidad de
horarios, teletrabajo, jornada intensiva y contratos a tiempo parcial.

4.    Exigimos visibilización social
y reconocimiento político de la dedicación exclusiva a la familia y personas dependientes.

5.    Exigimos el reconocimiento
legislativo del mobbing maternal como
figura especifica de discriminación laboral contra la mujer por razón de su
maternidad.

6.    Exigimos presunción de
inocencia, justicia e igualdad ante la violencia doméstica. Y justicia
implacable para acosadores, violadores y asesinos.

7.    Exigimos que no se comercialice
con el cuerpo de la mujer: prohibición efectiva de la maternidad de alquiler y
persecución de la explotación sexual.

8.    Exigimos la suspensión de la
financiación al negocio del género y se emplee en ayudas a las mujeres más vulnerables.

8 Maneras
para
hacerlo

1.
Reconociendo
las diferencias.

2.    Con ternura y sensibilidad.

3.    Mediante un diálogo objetivo.

4.    Siendo orgullosamente mujer.

5.    Comprendiendo con empatía las implicaciones de la maternidad.

6.    Custodiando a la familia.

7.    Encontrándonos como aliados.

8.    Canalizando esfuerzos a lo verdaderamente necesario.

es_ES