Debido a los consabidos riesgos que acarrea una manifestación en la vía pública, este año hemos optado por un modelo completamente virtual y acorde con las necesidades médicas que la pandemia impone.

Con nuestra campaña no queremos centrarnos sólo en denunciar que en gran parte del mundo no occidental la mujer no tiene los mismos derechos que el hombre, ni es valorada ni respetada.  Queremos que sea un día para pararnos un momento a recordar lo que es la identidad femenina, tan diferente de la masculina, y que  ambas son complementarias. Nos ayuda a ahondar en lo que es propio y exclusivo de la mujer.

El feminismo ha tomado un rumbo errático en los últimos años y se ha convertido en una herramienta de exclusión. Ha dejado de ser la senda abierta por aquellas mujeres que lograron los primeros pasos para la igualdad y el reconocimiento del genio femenino, para convertirse en un elemento de enfrentamiento social.

Junto con un manifiesto con 8 planteamientos esenciales ‘8 respuestas par aun 8M diferente’ hemos iniciado una campaña de fotografías por todo el mundo apoyando el lema “WO+MEN. Con la otra mitad del mundo”. El feminismo ha descarrilado y se ha convertido en odio al varón, es victimismo, es supremacía, es lucha de sexos, rechazo a la maternidad… y todo eso es exactamente lo que rechazamos y frente a los que nos levantamos. El feminismo radical, el que estos días sale a la calle, no defiende a la mujer, la anula.

Aquí puedes ver el video con las 8 Respuestas par aun 8M Diferente

Y aquí tienes el documento completo.