¡Comparte!

Cualquier forma de esclavitud es despreciable, pero es alarmante que la pornografía y la prostitución generen mayor cantidad de víctimas y un billonario negocio ilegal en constante aumento. La prostitución es y ha sido un atentado contra las mujeres desde tiempos muy remotos, pero la hipersexualización, omnipresente en nuestra época, alimenta exponencialmente la demanda de esta práctica que cosifica a las personas, y la mafia de la trata está ahí, para satisfacerla.

Insistimos, una vez más, en que el 8M no tiene sentido si la dignidad de la mujer no está en el centro de las reivindicaciones y por ello, hoy más que nunca tenemos que alzar nuestra voz para detener estos actos de violencia y denigración de la mujer. exigimos a nuestras autoridades un mayor compromiso institucional, presupuestal y de cooperación con organismos públicos y privados de la sociedad civil para erradicar la esclavitud en todas sus formas, no solo con celosa aplicación de la ley contra la compra-venta de personas; sino también, en atender las situaciones de vulnerabilidad y alto riesgo

Mujeres y niñas deben dejar de ser vistas como un objeto. Mientras la industria de la pornografía, la prostitución (no solo la ilegal) y la cosificación de la mujer en medios de comunicación continúe, seguirá habiendo un cliente que compre estos “servicios” manchándose con la muerte física o psicológica de millones de inocentes.

Puede leer la información completa aquí:

https://womenworldplatform.com/wp-content/uploads/2022/03/Trata-de-Mujeres-Informe.pdf


¡Comparte!