Declaración Mundial de Madres

“Las mujeres desempeñan una función decisiva en la familia. La familia es el núcleo básico de la sociedad y como tal debe fortalecerse (…) Las mujeres hacen una gran contribución al bienestar de la familia y al desarrollo de la sociedad, cuya importancia todavía no se reconoce ni se considera plenamente”. (Plataforma de Beijing 1995 capítulo II párrafo 2).


 1. Las madres son el corazón y el sustento de la familia y de la sociedad. Las madres aportan a sus hijos el cuidado, la ternura, comprensión y empatía que una sociedad necesita para progresar en humanidad. El hecho de dar la vida, sostener y alimentar a sus hijos convierte a las madres, en colaboración con los padres, en la fuerza y el sostenimiento de la humanidad. Madres y padres desarrollan cada cual un papel fundamental en la sociedad. 

2. La sociedad necesita familias estables que permitan a sus hijos crecer felices y seguros de sí mismos. El conjunto de la sociedad se beneficia cuando los niños crecen en un entorno familiar estable, junto a madres dedicadas a su crianza y educación.

3. La maternidad y la dedicación a la familia es uno de los trabajos más importantes y gratificantes y para una mujer y beneficioso para la sociedad. Y sin embargo resulta infravalorado en el mundo de hoy. Al ignorar o menospreciar la maternidad y la dedicación de la mujer a la familia, se dificulta  la construcción  de sociedades sostenibles.

4. Con demasiada frecuencia, las mujeres son discriminadas en el mercado laboral por ser madres o querer serlo. Las madres han de tener igualdad de oportunidades, consideración y respeto en el mundo laboral. 

5. La maternidad y la dedicación a la familia son también un beneficio para las propias mujeres. Le aportan plenitud y realización personal, fortaleciendo su identidad femenina.  Junto a ello, le proporcionan otras oportunidades de desarrollo humano y aprendizaje de  habilidades de liderazgo, comunicación y gestión. 


 La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. (…)” Artículo 25.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Así pues:

 I.  Las madres y sus hijos deben ser respetados y considerados como miembros importantes de la sociedad.

 II. La maternidad y la dedicación a la familia exigen y merecen reconocimiento social y político. 

II. La dedicación exclusiva a la familia no puede seguir siendo ignorada y, menos aún, ser considerada una razón para condenar a las madres a la muerte social. 


 “La familia es la unidad básica de la sociedad\» (Plataforma de Beijing 1995) y la maternidad es el corazón de la familia. Por tanto las madres deben ser respetadas tanto en la política como en la sociedad y en el propio hogar.

 

 

 

Worldwide Declaration of Mothers

  1. Mothers are the heart and nurturing force of the family and society. Mothers provide the empathy, tenderness, and resilience that a thriving society demands. By giving life, and nurturing their children, mothers, in cooperation with fathers, become the strength and the sustaining force of humanity. Mothers and fathers each play vital roles in all societies.

  2. Society needs stable families in order to produce secure and happy children. Children who are raised by dedicated mothers in a stable familial environment benefit all of society.

  3. Motherhood is one of the most important, rewarding, and exciting occupations a woman can engage in, yet motherhood is vastly underestimated, belittled, and even disregarded in today's world. Society often discriminates against motherhood by ignoring and rejecting its intrinsic value and irreplaceable influence in creating and sustaining prosperous societies.

  4. Women in the labour market often experience discrimination for choosing motherhood. Mothers deserve equal opportunity, consideration, and respect in employment.

  5. Motherhood greatly benefits women. Along with a chance to experience multiple leadership, communication, and life skills, it affords an essential feeling of completeness that women need. A woman’s identity is enhanced when she becomes a mother.

%%tu firma%%



I. Mothers and their children need to be respected and honored as important members of society. II. Motherhood and familial dedication demand and deserve social and political recognition. III. Full dedication to the family must stop being disregarded, and used as a reason to condemn mothers into social depravity.
4,792 firmas = 479% del objetivo
0
1,000

Compártelo con tus amistades: